b

jueves, 13 de abril de 2017

Reseña #119 Secretos Imperfectos (Serie Bergman I) - Hjorth & Rosenfeldt

tulo: Secretos imperfectos
Título original: Det fördolda
Autor: Hjorth & Rosenfeldt
Editorial: Planeta
Fecha publicación: abril 2016
Páginas: 528

Reseña: una grata lectura esta que ha llegado a mis estanterías. Siendo un regalo de mi cumpleaños, ya llevaba dos meses llamándome para que iniciase su lectura y no me había puesto con ella, no sé si porque no era el momento o porque tenía miedo a la decepción.

Se sabe que la literatura nórdica y, sobre todo, la sueca ha dado un gran número de escritores que han hecho de la novela negra su género primordial. Entre ellos destacan Camilla Läckberg, Mari Jungstedt y el afamado (y ya fallecido) Stieg Larsson. Pues, precisamente desde este último, no me hacía con una novela de escritores suecos en la que la trama estuviese tan enrevesada.

Como he dicho, comencé la lectura con miedo por las grandes expectativas que había despertado y por las enormes ganas de conocer un nuevo escritor sueco que se convirtiese en puntero dentro de uno de mis género favoritos. Y creo que las dichas expectativas se han cumplido y el segundo libro llegará a mis estanterías desde que sea posible.

Ha sido una lectura sorprendentemente ágil y amena, a la par que intrigante y con gran cantidad de suspense. Eso sí, como ha sido novedad en los últimos años, el personaje principal no se encuentra dentro del grupo policial, sino que es Sebastian Bergman, un psicólogo criminal que abandonó la Unidad de Homicidios doce años atrás y que se ve arrastrado (por intereses personales) dentro de la investigación en curso.

Sebastian Bergman no es el típico protagonista de una novela policíaca, si bien es verdad que su vida está marcada por la tragedia. Después de una intensa y corta vida en compañía de su mujer y su hija, la muerte de su madre, con quien estaba peleado a fuego y sangre, hace que deba volver a su hogar natal. Allí, el pasado acude a su puerta como consecuencia de ciertas cartas cuya existencia su madre había ocultado.

Al mismo tiempo, tiene lugar el asesinato de Roger Eriksson, un joven de diecisiete años que acude al prestigioso instituto fundado por el padre de Sebastian. Su muerte, con el corazón arrancado del pecho y con más de veinte puñaladas en el abdomen, rápidamente queda fuera de la jurisdicción de la policía local y, la Unidad de Homicidios, se ve involucrada.

En esta Unidad de Homicidios se centra la historia. Sebastian trabajaba codo a codo junto a ellos, por lo menos lo hacía con Torkel y Ursula, el Jefe y otra psicóloga criminal; pero ha habido nuevas incorporaciones desde que Sebastian abandonó el cuerpo, como Billy Rosén (experto en informática) y Vanja Lithner (detective). Esta última es según mi opinión uno de los personajes mejor construidos de la novela junto al propio Sebastian.

Otra cosa que me ha parecido interesante es la crudeza con la que los autores narran la vida, no los macabros detalles del crimen, sino la propia vida. Nadie es perfecto y ninguna vida lo es ni tiene que serlo; en ella hay tiempo para la felicidad, la tristeza, la soledad y las sorpresas.

La trama no solo se centra en el apartado policíaco, sino que la vida de cada uno de los personajes de esta historia entra a colación, muchas veces mezclándose entre ellos y dando a entender la complejidad de unas relaciones profesionales y personales que reflejan la realidad de lo que acontece en un trabajo. La historia de la vida de cada persona marca su carácter y las relaciones que se establecen con sus semejantes. Es una novela social magistral.

La inteligencia de la obra radica en los múltiples juegos que los escritores le plantean a la mente del lector con el fin de armar el puzzle. Paso a paso, el lector va descubriendo giros en la trama que pueden llegar a descolocarlo incluso en el momento en el que se descubre al asesino.

Además, el final del libro es un final abierto, pero tan abierto y sobre un tema ta impactante que va a ser imposible no querer seguir con la serie al instante. Eso os lo aseguro...

Puede sonar a cliché, puesto que uno de los autores es el creador de la serie Twin Peaks, pero leer este libro es como vivir el capítulo de una serie de policía. La agilidad de la trama y la prosa empleada es la que esperaría alguien encontrar en una serie: rápida, sencilla y consiguiendo dejar al lector intrigado capítulo tras capítulo. Es más, creo que desde el personaje de Richard Castle, no había encontrado un colaborador con la policía con tanto carisma y tan desenfadado como Sebastian Bergman.

En definitiva, amantes de la novela negra, si no habéis leído este libro o tenéis dudas sobre leerlo, ya os digo yo que las dudas quedan resueltas. Corred a haceros con un ejemplar porque tengo la certeza de que lo disfrutaréis tanto como yo. Es una lectura imprescindible para los afiliados a este género.

Sinopsis: Un joven de dieciséis años ha sido brutalmente asesinado. Un brillante equipo policial, dirigido por el experto criminólogo Torkel Höglund y el eminente psiquiatra criminal Sebastian Bergman, sigue la pista al asesino.


Todo son callejones sin salida y secretos por todas partes. Un misterio de difícil resolución y una trama adictiva hasta el insomnio.

4/5

1 comentario:

  1. Tiene buena pinta este libro, me lo apunto a ver si me puedo hacer con el.

    Saludos

    ResponderEliminar