b

miércoles, 27 de abril de 2016

Reseña #64 Los Caballos Celestiales - Guy Gavriel Kay

Título: Los caballos celestiales
Título original: Under heaven
Autor: Guy Gavriel Kay
Editorial: RBA
Fecha publicación: Septiembre 2012
Páginas: 616

Reseña: Guy Gavriel Kay es un afamado autor de fantasía que llegó a mi mano a través de una trilogía llamada El Tapiz de Fionavar que me regaló alguien que se iba a deshacer de gran cantidad de libros y que fue publicada por Timunmas en 1989. Sinceramente, no sabía que aún seguía en activo, por lo que cuando vi en la librería una obra de este escritor no pude hacer otra cosa salvo hacerme con ella inmediatamente.

Con la obra que tenemos entre manos, Los Caballos Celestiales, Kay sumerge al autor en la China de la dinastía Tang, estando protagonizada la historia por Shen Tai, hijo de Shen Gao, un auténtico héroe de guerra en esa época. Algo que hace magistralmente este autor es aunar la realidad y la fantasía en una historia entrañable de amor, fantasmas y aventuras. Es una obra que pertenece a lo que se conoce como fantasía histórica. Lo que hace el autor es trasladar los acontecimientos acaecidos durante el final de la Novena Dinastía en China, modificando los nombres de quienes tienen peso en la historia, y el paso a una nueva etapa que se conoció como Las Cinco Dinastías y los Diez Reinos.

Tras la muerte de Shen Gao, sus tres hijos deciden llevar vidas separadas y afrontar el periodo de duelo de distinta forma, lo que llevará al lector a través de tres diferentes líneas argumentales. El protagonista de la historia, Shen Tai, decidirá superar su periodo de duelo apartado de la sociedad, en el valle de Kuala Nor. En este lugar, los muertos yacen insepultos, sus huesos destellando bajo la intensa luz del sol. Al quedarse allí, su misión para expiar sus culpas consistía en enterrar los muertos: la gente que lo conocía creía que lo hacía para honrar a su difunto padre, pero la realidad que nadie conocía era que, cada noche, las almas de los muertos insepultos se presentaban ante Shen Tai, atormentándolo y buscando descansar en paz bajo tierra de una vez por todas.

Ante este trabajo realizado, la Emperatriz decide regalarle doscientos cincuenta caballos de la lejana Sardia, los denominados caballos celestiales. Como requisito, estos caballos debían ser recogidos por él en persona como pago por dar sepultura a tantas almas errantes sin importar si eran amigas o enemigas.

Todo marcha correctamente hasta el momento en que la ambición de los políticos del Imperio Kitan (nombre que recibe el Imperio de la Novena Dinastía) deciden que esos caballos no deben ser para Shen Tai y tratan de obtenerlos sin importar los medios para ser usados con fines políticos. El regalarle estos caballos que, en la realidad fueron de gran importancia y prácticamente venerados durante esta dinastía, convierten a nuestro protagonista en un objetivo... 

Pero el héroe no es un héroe al uso y, por ello, la novela pasa de ser una novela de fantasía y aventuras, a ser una novela que se centra fundamentalmente en la recreación del Imperio de los Tang, de tal forma que pierde gran parte de su esencia y hace ver al lector que falta algo que llene la novela. No sé si es un final precipitado, pero Kay no maneja tan bien como debería haberlo hecho las tramas de los tres hermanos, llegando incluso a cambiar roles de personajes de forma brusca, sin una serie de acontecimientos que lo lleven a ese cambio. Simplemente, Kay muestra a un personaje de una forma y, a conveniencia, lo transforma en otro.

La novela es entretenida y está escrita con una prosa inteligente y legible, pero la parte fantástica (por decirlo de alguna forma) queda corta. Toda la historia de fantasía recreada por medio de las almas errantes de Kuala Nor, el personaje de Meshag y la manada de lobos que lo sigue, las mujeres zorro, la magia de los chamanes y los cisnes espías, no abarca ni una tercera parte de la totalidad de la obra.

En cuanto a los personajes, no están todos muy desarrollados, llegando al punto de que si algunos desapareciesen de la trama no se notaría el cambio, y además podría haber tenido más peso en la obra otros personajes que llegan al lector pero no consiguen calar en él por su falta de protagonismo, como es el caso de Sima Zian (poeta conocido como "El Desterrado Inmortal").

Decir que la obra me gustó por ser yo un amante de la cultura oriental, pero a la vez me disgustó por no cumplir mis expectativas en lo que a literatura fantástica y acción en la trama se refiere. Es una novela lenta que, incluso, en la traducción del título al español es engañosa. En inglés, el título original es Under Heaven, nombre por el que era conocida la dinastía de los Tang y, la traducción al español provoca que sean los caballos celestiales quienes parecen ser los protagonistas cuando se tratan fundamentalmente de refilón y es la Novena Dinastía la trama central de la obra.

Sinopsis: El emperador Taizu de la Novena Dinastía gobierna sobre Kitai, el reino más rico y poderoso del mundo. Su poder se extiende gracias al empuje de sus ejércitos y a la burocracia de los mandarines, que han traído décadas de paz. En Kuala Nor, un campo de batalla en medio de las montañas, Shen Tai, hijo del difunto general Shen Gao, honra la memoria de su padre enterrando a los muertos, amigos y enemigos, de incontables batallas libradas en esa llanura. Los fantasmas le hablan por las noches, apenados o furiosos, hasta que entierra sus huesos y acalla sus voces. Por su labor recibe el fabuloso regalo de 250 Caballos Celestiales. Este regalo cambiará su vida y le lanzará al torbellino de las intrigas políticas y militares de finales del reinado del anciano emperador.

3/5

18 comentarios:

  1. Creo que por ahora lo dejo pasar... pinta bastante bien pero es un poco largo para leerlo en época de exámenes jaja
    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco sí la verdad. Es mejor en algún momento de paz.

      Besos^^

      Eliminar
  2. Hola no es lo que suelo leer pero se lo recomendaré a un par de amigas.

    Un saludazo Lou G de Gocce di Essenza BLOG ( CDC )

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que me ha llamado la atención así que me lo apunto ^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás que te acabará gustando y enganchando ;)

      Saludos^^

      Eliminar
  4. Mmmm... Pinta muy bien, eh? Me lo voy a anotar YA.

    Muchas gracias por pasarte por mi blog, ya te seguía :)

    Un besito! Nos leemos

    ResponderEliminar
  5. Hola. Vi que formas parte de la iniciativa "seamos seguidores" y ya sigo tu blog. Espero te puedas pasar por el mío laspaginasdeerick.blogspot.mx
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Agregado a mi lista. Esta interesante pero tengo miedo de que se me haga pesado de leer. Tu reseña impecable ^^ Un saludo!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende mucho del momento en que afrontes su lectura...

      Saludos^^

      Eliminar
  7. Yo recuerdo haber leído el Tapiz de Fionovar, pero sólo eso. Que lo leí jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo... Sé que leí la trilogía pero nada más. A ver si me pongo y lo releo jajajaja

      Eliminar
  8. La verdad es que no es la clase de novelas que suelo leer, pero me llama la atención la cultura oriental.
    Besos desde ¿Realidad? no, libros:)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Vengo directa desde la iniciativa Seamos Seguidores. ¡Me quedo por aquí! Espero que nos leamos pronto.

    Un besazo.

    Http://librarycoux.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Pablo!
    Es una lástima que no cumpla con tus expectativas. No estoy muy familiarizada con libros respecto a la cultura oriental, y este libro verdaderamente me llamó la atención. Me da miedo empezarlo más que nada por la poca solidez que tienen algunos personajes y el problema con respecto a lo fantástico (por lo que leí en tu reseña).
    ¿El Tapiz de Fionavar es mejor para empezar o qué recomiendas?
    Me quedo por aquí, me gustó mucho el blog. Besos :D

    https://srtabooks.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo empecé con El tapiz de Fionavar, en una edición del año 1989 que conseguí de segunda mano y la verdad es que me gustó mucho más que esta novela. Yo te diría que empezases por ahí. No sé si habrás oído hablar de Los Magos de Lev Grossman (ahora se estrenó la serie). La idea es similar mezclando un mundo real y uno ficticio, pero creo que Gavriel Kay consigue aunar ambos de forma magistral. En definitiva, es una muy buena trilogía y yo empezaría por ahí con este autor.

      Saludos^^¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. ¡Genial! Muchísimas gracias por aclararme las dudas y por la recomendación n.n

      Eliminar