b

sábado, 29 de agosto de 2015

Reseña #12 Taiko 1. El hábil cara de mono - Eiji Yoshikawa


Título: Taiko 1. El hábil cara de mono
Título original: Shinsho taikoki
Autor: Eiji Yoshikawa
Editorial: Quaterni
Fecha publicación: julio 2011
Páginas: 582

Reseña: nos sumergimos en una apasionante novela histórica ambientada en el Japón de los shogunatos. A pesar de ser una obra de ficción, narra con gran exactitud y detalle una gran parte de la historia del país del sol naciente.

Taiko cuenta la historia de Hideyoshi, un humilde hijo de un respetado Samurai que, tras haber sido herido en la guerra, ha acabado ejerciendo labores de campesino. Tras la muerte de su padre, su madre vuelve a enamorarse y comienza a vivir con su nueva pareja quién propina al muchacho terribles palizas día sí día también. A Hideyoshi, conocido como Mono debido a su pequeño cuerpo y su curiosa cara, no le queda más remedio que soportarlo, sabiendo que su madre y su hermana hacen innumerables sacrificios para lograr que él cumpla sus expectativas.

Hideyoshi no se da por vencido y, gracias a su dedicación e inteligencia consigue ponerse al servicio de un señor al que servir. A pesar de sus fracasos, Hideyoshi sigue adelante en su idea de servir a un señor que se lo merezca y es cuando oye hablar de Nobunaga cuando trata por todos los medios de ponerse a su servicio. Gracias a sus habilidades conseguirá ir ascendiendo hasta convertirse en uno de los generales más importantes bajo el mando de Nobunaga.

En la novela se narra, como ya se ha dicho, la historia japonesa del período Sengoku, concretamente la época final en la que los tres unificadores del país (Nobunaga, Tokugawa y Hideyoshi) ponen fin a un largo período de guerras civiles al lograr su objetivo.

En muchas ocasiones, el autor sigue la historia de algún personaje secundario, centrándose en el mismo durante un par de capítulos, para poder así contar la histórica hazaña del mismo y su contribución en la historia japonesa.

Por último, concluir que se trata de una novela histórica en la que lo más que destaca no es la historia de Hideyoshi, sino la propia historia de Japón, ya que su ambientación y la caracterización de sus personajes es muy concienzuda, destacando la presencia de Órdenes como los Samurai, los ninjas y los monjes guerreros, una parte muy conocida de la historia japonesa.

SinopsisHiyoshi es un niño de familia humilde, hijo de un samurái reconvertido en granjero. Menudo y feo, todos le conocen como “"Cara de Mono"”, siendo objeto constante de chanzas y de burlas. Pero detrás de su rostro arrugado, Hiyoshi esconde grandes virtudes: es un chico tenaz, inteligente, tremendamente persuasivo, además de poseer un descaro y una ambición insólitos. Armado únicamente con sus manos desnudas, Hiyoshi se dispone a abrirse paso en el intrincado mundo de los señores de la guerra. Basada en la vida real de Toyotomi Hideyoshi (1537-1598), figura clave en la historia japonesa, Taiko introduce al lector en un apasionante viaje por el Japón feudal, sumergiéndolo en un trepidante desfile de hazañas épicas, batallas y expediciones militares. Se ambienta a finales del siglo XVI, el de los últimos años del Sengoku, una época de cruentas y largas guerras civiles, y describe un tiempo decisivo, en el cual se pacificó Japón. Una hazaña llevada a cabo por los tres grandes daimyos o señores feudales, conocidos como los unificadores del país. El carismático pero brutal Nobunaga, el astuto e inteligente Hideyoshi y el paciente y maduro Tokugawa.


4/5

viernes, 28 de agosto de 2015

Reseña #11 Aleación de ley - Brandon Sanderson




Título: Aleación de ley
Título original: The alloy of law
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B
Fecha publicación: octubre 2013
Páginas: 360

Reseña: Aleación de ley es la cuarta novela ambientada en el Universo de Nacidos de la Bruma, pero habiendo transcurrido trescientos años desde los hechos acaecidos en su afamada trilogía (próximamente haré la reseña sobre la misma). Sanderson ha logrado ejecutar una idea brillante, la de hacer un mundo de fantasía épica cambiante, es decir, ha logrado que este evolucione y, si en su trilogía, se cumplían las condiciones típicas de este género, el autor ha dado un paso más allá introduciendo variantes como armas de fuego y el descubrimiento de la electricidad y las máquinas de vapor. Ha ocurrido una revolución industrial que ha puesto de manifiesto el crecimiento de ciudades en base a la formación de rascacielos que ya dominan las mayores urbes de este mundo, como la ciudad de Elendel.

Aún así, la Alomancia continúa presente entre los habitantes de este mundo. Ya no existen los grandes aromáticos quienes podían quemar más de un metal a la vez y lograr hazañas increíbles. Con suerte, en la situación actual el manejo de uno de estos elementos era un importante logro. Algunas de estas personas con semejante poder han decidido emplearlos en la defensa de los débiles y la impartición de la justicia. Uno de ellos es el protagonista de la historia, Waxillium Ladrian, quien emigra desde Elendel hacia los Áridos para allí poder sentirse realizado. Sin embargo, la muerte de su noble familia lo obliga a regresar a la urbe con el fin de hacerse cargo de la casa y la deuda familiar.

Allí le llegan las noticias sobre los "desvanecedores", una banda de ladrones que atraca los cargamentos de la familias pudientes de Elendel en los trenes de vapor que transportan la mercancía hacia los Áridos. Pero no solo roban cargamentos, sino que comienzan a secuestrar mujeres de dichas familias.

Es un libro fácil de leer, rápido y ligero, en el que no faltan las escenas de acción que caracterizan al escritor estadounidense. Un grupo de amigos cuya experiencia e inexperiencia se combinan de forma prácticamente mágica para no aburrir al lector en ningún momento, aportando cada uno de los integrantes su granito de arena. Así, Wax sería el responsable del grupo, Lady Marasi, la inexperta y Wayne, el graciosillo de turno. Dejar claro que para Marasi, tanto Wax como Wayne son leyendas en los libros de historia debido a sus hazañas en los Áridos.

En cuanto a la historia de Aleación de ley resulta atrayente desde la escena inicial, donde se crea un conflicto personal que Wax tendrá que resolver a lo largo del libro. El norteamericano es un maestro a la hora de ir dejando caer 'piezas' que a veces pasan desapercibidas en una primera lectura y que solo nos encajarán cuando el quiera desvelar el montaje que hay detrás. Y es que como ya demostró con Nacidos de la bruma es un auténtico mago de los detalles y las tramas bien ensambladas.

Sinopsis: han pasado ya trescientos años desde los acontecimientos narrados en la trilogía Nacidos de la Bruma (Mistborn) y Scadrial se encuentra ahora cerca de la modernidad: ferrocarriles, canales, iluminación eléctrica y los primeros rascacielos invaden el planeta. Aunque la ciencia y la tecnología están alcanzando nuevos retos, la antigua magia de la alomancia continúa desempeñando un papel fundamental. En una zona conocida como los Áridos existen herramientas cruciales para aquellos hombres y mujeres que intentan establecer el orden y la justicia. Uno de estos hombres es Lord Waxillium Ladrian, experto en metales y en el uso de la alomancia y la feruquimia. Después de vivir veinte años en los Áridos, Wax se ha visto obligado, por una tragedia familiar, a volver a la metrópolis de Elendel. Sin embargo, y a su pesar, deberá guardar las armas y asumir las obligaciones que exige el hecho de estar rodeado de la clase noble. O al menos eso cree, ya que aún no sabe que las mansiones y las elegantes calles arboladas de la ciudad pueden ser incluso más peligrosas que las llanuras de los Áridos. Un skyline metálico de bruma, de ceniza y vapor conquista el cielo amenazando a todos aquellos que viven y luchan debajo de él.

4/5

viernes, 14 de agosto de 2015

Reseña #10 Palabras radiantes - Brandon Sanderson


Título: Palabras radiantes
Título original: Words of radiance
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B
Fecha publicación: julio 2015
Páginas: 1.244

Reseña: hace prácticamente un mes les hablaba de la mayor aventura en la que se había sumergido Sanderson hasta el momento, su decalogía La Guerra de las Tormentas y les transmitía cómo este libro de un autor prácticamente desconocido se había alzado mejor libro de mi extensa colección. Pues bien, una vez más Sanderson ha logrado desbancarlo con su segunda entrega: Palabras radiantes.

La fantasía épica siempre ha sido un género literario denostado por gran número de lectores. Yo llevo leyendo el mismo desde los 10 años (habiendo empezado con El Señor de los Anillos, introduciéndome en un mundo (más bien muchos y diferentes) del que ni he podido ni he querido escapar. Hubo una época en la que no encontraba libros de este género que me introdujeran en la historia y me sintieran sentir uno con los personajes, pero eso cambió con el descubrimiento de Sanderson cuando comenzó a completar la saga de La Rueda del Tiempo (Robert Jordan).

Las obras de Sanderson, a excepción de Steelheart y El Rithmatista están ambientadas en el Cosmere, del que se habla por primera vez en El Camino de los Reyes. El Cosmere es el mundo de Sanderson, un universo enorme en el que aúna tanto la saga de Nacidos de la Bruma como la que nos atañe.

Centrándonos en lo que nos importa, Palabras radiantes ha sido la mejor obra de fantasía épica que he leído desde Tormenta de espadas y El Camino de los Reyes

Una vez más, la historia está contada fundamentalmente desde el punto de vista de cuatro personajes principales: Kaladin (el ojos oscuros que se hace con el puesto de capitán de la Guardia del Puente Cuatro cuyo fin es proteger a la Familia Real), Shallan Davar (la erudita de Jah Keved, discípula de Jasnah Kholin, que va a descubrir una gran verdad... o una gran mentira), Dalinar Kholin (el elegido por el Padre Tormenta para la reinstalación de los Caballeros Radiantes) y su hijo, Adolin Kholin (experto duelista cuya afición será clave en el devenir de esta historia). A estos personajes principales hay que añadirle Szeth sin-verdad de Shinovar, asesino contratado por los parshendi para acabar con el Rey Gavilar, siendo este el motivo de inicio de esta larga guerra entre los empleadores y los alezi) y un nuevo personaje, Eshonai (portadora de esquilada parshendi).

Shallan se verá enfrascada en su misión de encontrar Urithiru, la antigua capital del reino gobernado por Nohadon y sede de los Caballeros Radiantes. Mientras, Dalinar seguirá enfrascado en su misión de volver a formar las diferentes subórdenes que componen dicha Orden. Adolin se encargará de devolver el honor y el respeto a la casa Kholinar y Kaladin se conocerá a si mismo.

Eshonai descubre la realidad de los parshendi, las costumbres y naturaleza de su pueblo y luchará consigo misma para poder tomar la decisión adecuada que acabe con esta larga guerra.

Szeth simplemente internará cumplir con su contrato, sin olvidar su expulsión de Shinovar y los motivos que a ella condujeron.

Además me gustaría hacer referencia a Sagaz, un personaje en apariencia insignificante, pero de gran inteligencia que parece ocultar algo de gran importancia.

En el desarrollo de la historia (no quiero hacer spoilers), al igual que en el primer volumen se hacía referencia a la infancia de Kaladin, acercándonos al personaje, ahora toca conocer la controvertida infancia de Shallan, regida por un padre agresivo y autoritario.

Otro aspecto relevante de la historia son los spren, esas criaturas de luz que no tienen consciencia, pero que adquieren la misma al seguir a una persona capaz de manejar la luz tormentosa. Así, se irán descubriendo secretos sobre Syl y Patrón, los spren de Kaladin y Shallan, respectivamente. Ellos harán evolucionar estos personajes hacia algo más, hacia ser alguien más.

Una vez más, a lo largo de los capítulos iremos encontrando ilustraciones que sumergen al lector en la fauna y flora de Roshar, así como en sus costumbres y tradiciones.

Hasta aquí llega la reseña de hoy. Sé que me he enrollado tal vez más de lo habitual, pero es que con un libro tan extenso (>1.200 páginas) no se puede ser más claro si hacer algún spoiler.

Sinopsis: los Caballeros Radiantes deben volver a alzarse.
Los antiguos juramentos por fin se han pronunciado. Los hombres buscan lo que se perdió. Temo que la búsqueda los destruya.
Es la naturaleza de la magia. Un alma rota tiene grietas donde puede colarse algo más. Las potencias, los poderes de la creación misma; pueden abrazar un alma rota, pero también pueden ampliar sus fisuras.
El Corredor del Viento está perdido en una tierra quebrada, en equilibrio entre la venganza y el honor. La Tejedora de Luz, lentamente consumida por su pasado, busca la mentira en la que debe convertirse. El Forjador de Vínculos, nacido en la sangre y la muerte, se esfuerza ahora por reconstruir lo que fue destruido. La Exploradora, a caballo entre los destinos de dos pueblos, se ve obligada a elegir entre una muerte lenta y una terrible traición a todo en lo que cree. Ya es hora de despertarlos, pues acecha la eterna tormenta.
Y el Asesino ha llegado.

5/5